image

Organizado por la Fundación pública andaluza para la integración social de personas con enfermedad mental (FAISEM), se ha celebrado el primer congreso Nacional de Arte y Salud Mental cuyo objetivo ha consistido en poner en valor la función social e integradora del arte, destacando el impacto sobre los procesos de recuperación y la creatividad como valor expresivo y terapéutico.

Una educadora del Centro Ocupacional Aranzadi, ha asistido a este congreso, celebrado entre los días 20 y 22 de octubre en Sevilla, cuya finalidad ha sido mostrar una perspectiva pluridisciplinar las posibilidades de la creación artística como medio de expresión de lo interno y su vinculación con la salud mental. Es por eso que han participado profesionales del campo de la salud mental, artistas, arteterapeutas, historiadores del arte y educadores de mediación artística entre otros.