Almuercico

“Wasting Almuercico”; un almuerzo gratuito a base de productos rescatados, aquellos que desechan las grandes superficies por no presentar un aspecto apto para la venta pero que están en buen estado.

Este programa, denominado “Learning by doing” (Aprender haciendo) fue puesto en marcha por el Servicio Navarro de Empleo y durante mas de las 130 horas que ha durado el itinerario de empleabilidad, los participantes han aprendido a trabajar en equipo, a dominar las nuevas tecnologías y a crear sinergias de trabajo.

El pasado sábado 12 de diciembre, tuvo lugar la primera edición del Wasting almuercico en el Mercado de Santo Domingo. Esta iniciativa, consistió en invitar a todo aquel que quisiera, a un almuerzo popular y gratuito, elaborado 100% con alimentos rescatados.

Las impulsoras, Isabel,Naser, Beatriz, Amaya y Leticia, son un grupo de personas en desempleo, que gracias a Areté-Activa, al Servicio Navarro de Empleo y a la confederación de empresarios, se han conocido para aprender en equipo a desarrollar proyectos con la metodología Learning by Doing, o lo que nuestras abuelas llamarían ¡Aprender haciendo!

Su proyecto se apoya en dos principios:

–         La sostenibilidad ecológica a través de la soberanía alimentaria

–         La inclusión social mediante la igualdad de oportunidades.

En el Wasting almuercico, gracias al equipo “Learning by Doing Pamplona” y personas voluntarias, pudimos degustar de manera gratuita un pincho frío, un pincho caliente y una bebida, siendo todos los alimentos utilizados, rescatados de acabar en la basura por considerarse inadecuados (imperfecciones, deterioro,envejecimiento…). Además, el almuerzo fue amenizado con la actuación musical de Laura González y Javier Urtasun, que consiguieron crear un ambiente de lo más agradable.

Tod@s nos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas como esos alimentos: inadecuados y descartados por razones que se escapan a nuestro control, ya sea edad, procedencia, físico…

Elkarkide Aranzadi, colaboró con el Wasting Almuercico, rescatando y donando 8,5 kg. de romanescu, 8 kg. de calabaza, 4 kg. de berzas y 800 g. de puerros, que fueron utilizados para realizar uno de los platos calientes, que dicho sea de paso,¡estaba buenísimo!